Apaleando adolescentes en Valencia


Partiendo del hecho de que cortar la vía pública suele ser motivo de intervención policial, alguien debería explicar a los mandos de la Policía Nacional y a la Delegada del Gobierno en Valencia que hay una diferencia entre los obreros del metal y un grupo de adolescentes dando voces. Los obreros del metal son adultos, y saben a qué se exponen. Los estudiantes de bachillerato son menores de edad e inexpertos en el noble arte de dar la tabarra al gobernante de turno.

La imágenes que hemos visto por televisión estos días causan verdadero asco. Una simple sentada se ha convertido en un baño de palos y en un reguero de disturbios provocados por una actuación policial carente de congruencia y proporcionalidad, abusiva y a la altura del Reino de Marruecos, con el que nos vamos homologando día a día.

Causa verdadero espanto y vergüenza ajena escuchar al Ministro de Educación echar balones fuera, alegando comportamientos excesivos por parte de unos estudiantes que no se han molestado ni en quemar un contenedor. Hay que ser un perfecto imbécil para no darse cuenta que los alumnos menores de edad apaleados y detenidos con cargos durante horas en las comisarías de Valecia son también sus alumnos, como todos los alumnos del país, y su cargo le obliga ante todo y en primer lugar a garantizar su seguridad y bienestar. Hay que ser un incompetente para no molestarse ni siquiera en disimular preocupación, y es una muestra más de que desde que terminó el bachillerato no ha entrado en un instituto de educación secundaria, lo cual, supongo, le trae sin cuidado.

Mis máyores felicitaciones a la Directora del Instituto Lluis Vives porque por lo menos tenía el semblante a la altura de las circunstancias: unos energúmenos han apaleado a sus alumnos y exige responsabilidades ante la Delegada del Gobierno (otra solemne incompetente).

Y no me vale la disculpa de que es la izquierda la que calienta el ambiente en Valencia y el resto del país: el anterior gobierno tuvo que lidiar con el 15M y la mitad de las plazas del estado ocupadas durante meses. Fue precisamente una carga policial en la Puerta del Sol de Madrid la que inició aquel movimiento. A ver en qué termina lo de Valencia.

Advertisements

2 Comentarios

  1. aulaga said,

    Febreiro 23, 2012 ás 23:11

    Pois sí; chapeau á directora do Lluis Vives, e cahpeau tamén á decana da facultade de Xeografía e Historia. Polo demais, temos a próxima volta de timón do noso vapuleado e desnortado sistema educativo en mans dun iluminado tertuliano de intereconomía que deroga os temariois das oposicións docentes para volver aos de 1993, que deroga tamén o RD de contidos mínimos para 4º de ESO que recén comezou a aplicarse este curso en algunhas comunidades, que considera o tauricidio un ben cultural, que califica a victoria do seu partido como maioría “no sólo absoluta, sino universal”, que pretende facer unha reforma educativa que ten todos os visos de estar encamiñada a concertar o bacharelato, que destinará as becas aos excelentes independentemente da súa renta, que substitúe a eduación para a cidadanía por educación cívica e constitucional (aprobaría os contidos mínimos o xefe superior de policía de Valencia?), confundindo a fonte que citaba no seu argumentario, que considera cousa boa que os nosos investigadores fuxan ao estranxeiro…o fracaso escolar non sei como evolucionará, pero o fracaso moral está asegurado.

  2. sobreira said,

    Marzo 13, 2012 ás 01:10

    Comparación de la actuación de la policía: Estudiantes valencianos Vs hinchas del Lazio


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: