Qué futuro se non hai pasado?


Quen controla o pasado controla o futuro. Quen controla o presente controla o pasado. George Orwell, 1984.

Ningunha universidade española se atopa entre as 100 primeiras do mundo. Non hai que alarmarse: non se coñece época na que a educación española non estivera en crise, con independencia do nivel educativo.

Pese ás innegables milloras dos últimos anos non damos despegado cara o futuro. Non temos futuro porque tampouco temos pasado: o esquecimos, o reprimimos, o inventamos, mentíronnos dúas xeracións seguidas, e finalmente mentímonos a nós mesmos para non ter que admitir que nos enganaron. Nen sequera somos capaces de explicarlle aos alumnos o golpe de estado fracasado, a guerra civil e a dictadura posterior sen o temor inconsciente de os estar adoctrinando. Se non podemos explicarlles iso, cómo ímos explicarlles que os tellados dos institutos voan porque non están anclados. Que non foi este ou estoutro político o responsable, senon todos. Que as condicións nas que estudan son no millor dos casos deficientes poidendo ser, ainda que os seus propios pais non o saiban, moito millores, e que dificil remedio teñen.

A política remata sendo o motivo para non falar de política.

Apología y petición.
Jaime Gil de Biedma.
(Escoitar na voz de Paco Ibáñez)

¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno,
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
la más triste sin duda es la de España
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno,
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.

A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
puede y debe salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Quiero creer que no hay tales demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia.
Son ellos quienes han vendido al hombre,
los que le han vertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia.

Bonus track:
Documental: Los niños perdidos del franquismo.
Parte 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 e 10.
Outras versións: Naranjas de Hiroshima.


Advertisements

1 comentario

  1. comotedigo said,

    Marzo 12, 2010 ás 18:31

    Eu tamén quero crer que o noso mal goberno non é unha metafísica.
    Preciosa entrada.


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: