Contra Uno


Un clásico de la moderna teoría política, para empezar:

De momento, quisiera tan sólo entender cómo pueden tantos hombres, tantos pueblos, tantas ciudades, tantas naciones soportar a veces un solo tirano, que no dispone de más poder que el que se le otorga, que no tienen más poder para causar perjuicios que el que se quiera soportar y que no podría hacer daño alguno de no ser que se prefiera sufrir a contradecirlo. Es realmente sorprendente -y, sin embargo, tan corriente que deberíamos más bien deplorarlo que sorprendernos- ver cómo millones y millones de hombres son miserablemente sometidos y sojuzgados, la cabeza gacha, a un deplorable yugo, no porque se vean obligados por una fuerza mayor, sino, por el contrario, porque están fascinados y, por decirlo así, embrujados por el nombre de uno, al que no debería ni temer, puesto que está solo, ni apreciar, puesto que se muestra para con ellos inhumano y salvaje.

Étienne de la Boétie.
Discurso de la sevidumbre voluntaria, o el contra uno. 1576

Tampoco sería tanto pedir que este pequeño texto, escrito en el siglo XVI por un joven de tan sólo 18 años, fuera de obligada lectura en voz alta durante la investidura de todos nuestros cargos públicos, no tanto para recordarlo a quien se obliga a sí mismo, como para que quienes le toman juramento no lo olviden.

Advertisements

4 Comentarios

  1. Iznogud el infame said,

    Xullo 2, 2009 ás 09:09

    Cullóns, que así parece moi fácil. Que llo preguntes aos mortos de Pinochet, os desaparecidos de Videla ou os borrados de Franco. Moito me temo que o que resulta tremendamente fácil cando chegas a asumir que iso que chaman conciencia, igual que Deus, non existe.
    Claro que todo ten un inicio; posiblemente sexa ahí, nos comenzos de cada situación cando debería ser posible parar os atropellos.

    No que respecta ó noso ámbito, sempre penso que a capacidade de autoxustificación dos humanos, nun ou noutro sentido, non ten límites.

  2. mawlaya said,

    Xullo 4, 2009 ás 00:21

    ”y que no podría hacer daño alguno de no ser que se prefiera sufrir a contradecirlo”.
    Creo que a clave do texto está na palabra “preferir”. Hai que ser valiente e inquedo, e subversibo e idealista e quixotesco e pica-pleitos-de pobres e eterno vinteañero revolucionario e avogado defensor de P. e de P. e P. para ”’escoller”’ contradecir algo ou a alguén. Porque iso supón unha escolla, e a meirande parte dos humáns sedentarizados nin sequera escollen; continúan e sobreviven e soportan o mellor posible e continúan e sobreviben e soportan e conservan (virgencita, que me quede como estoy), (mejor malo conocido que bueno por conocer),(más vale pájaro en mano que ciento volando), e se non que no-lo digan aos galegos, sempre sufrindo políticas (e políticos) fósiles que nos esmeramos en manter.
    Porque nos dá seguridade. Porque calquera canbio xenera estrés. Entón é fácil aceptar a autoridade, porque é cómodo e faite moralmente irresponsable dos teus actos.
    Un bo director, un bo político, un bo pai, é esencialmente un kamikaze; obterá a satisfación do traballo ben feito cando aqueles sobre quen exerce a autoridade sexan quen de rexeitar esa autoridade.


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: